Cuidado futuras mamás

futuras mamás

EL CUIDADO DE LA PIEL, DE LAS FUTURAS MAMÁS.

Desde el Club Belleza queremos felicitaros a todas las que ya sois mamás pero también a las futuras mamás. Así que para rendir nuestro pequeño homenaje a la maternidad. Vamos a hablar un sobre algunos consejos que podemos tener en cuenta las futuras mamás, para sentirnos mejor y afrontar fácilmente los cambios que se van a producir en el embarazo. Así mismo, mamás y futuras mamás, os animamos a contarnos vuestra experiencia, qué tal lo lleváis, cómo estáis viviendo esta bonita etapa.

Cambios en el embarazo:

Todos sabemos que durante el embarazo, la mujer afronta enormes cambios físicos, hormonales y emocionales. En un espacio de tiempo relativamente corto. El cuerpo tiene que adaptarse a transportar hasta 10 kilos más de peso y los dolores son comunes a medida que se van produciendo los cambios: dolores de espalda, dolores de cuello, tambéin fatiga, hemorroides, etc.

Por otro lado, la variación en los niveles hormonales puede producir cambios en la piel. Siendo muy común, la aparición de estrías, acné y manchas. Los cambios digestivos son provocados ya que, las hormonas relajan los músculos del aparato digestivo e incluso la válvula del esófago, esto hace que los ácidos del estómago suban fácilmente por el esófago produciendo acidez estomacal.

Para prevenir la aparición de problemas es recomendable seguir algunos consejos:

Ejercicio moderado:

Por lo menos 30 minutos al día, a menos que el médico lo desaconseje debido a alguna complicación. Algunas alternativas son caminar, bailar, nadar, practicar yoga, etc. El ejercicio puede ayudar a sentirse mejor, a asimilar los cambios físicos de manera menos dolorosa y a facilitar la recuperación después del parto.

Protección solar:

Como decíamos más arriba, durante el embarazo es posible que la piel cambie y se vuelva más sensible. No debemos evitar totalmente la exposición al sol, ya que éste nos proporciona vitamina D, que es esencial para ayudar a nuestro cuerpo a absorber el calcio para el desarrollo de unos huesos fuertes, pero es altamente recomendable usar siempre cremas protectoras y evitar la exposición prolongada, ya que ésta conlleva importantes riesgos de deshidratación, quemaduras solares, sobrecalentamiento y cloasma (oscurecimiento excesivo de la piel).

Hidratación:

Durante el embarazo es especialmente importante mantenerse bien hidratada, hay que hacer un esfuerzo extra por beber mucho líquido, preferiblemente agua. Ésto ayudará a reducir la hinchazón y la retención de líquidos y manterner la piel en buen estado.
La hidratación diaria de la piel con cremas hidratantes ayudará además a prevenir la aparición de las temibles estrías.

Comer sano:

Es recomendable hacer de cuatro a seis comidas pequeñas diarias en lugar de tres grandes, para evitar la acidez estomacal y el malestar que se siente a medida que crece el bebé. Recuerda que comer por dos no quiere decir comer doble ración sino comer doblemente sano. La dieta debe ser rica en fibra, vitaminas, proteínas, hierro y calcio. Por lo tanto debemos considerar la presencia habitual en nuestra comida de lácteos pasteurizados (leche, yogur, queso, etc.), fruta fresca, verdura, legumbres, huevo cocido o en tortilla y carnes bajas en grasa.

Futuras mamás, os deseamos un día muy especial.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.