Combinar alimentos ¿es mejor?

Combinar alimentos

Combinar alimentos, la mejor opción

Combinar alimentos, es una de la mejores maneras de alimentarnos, siempre que la combinación sea la acertada. Te damos alguna claves para poder combinarlos mejor.

En comparación con el concepto taoísta de equilibrio, la idea occidental de una dieta equilibrada resulta muy simple.

Lo más recomendable es comer un poco de todo en cada comida, mezclando alimentos tan diferentes como las proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Está científicamente comprobado que para iniciar una buena digestión de cualquier proteína animal concentrada en el estómago se debe secretar pepsina (una enzima digestiva que degrada las proteínas en el estómago)

Pero también está demostrado que la pepsina sólo puede actuar en un medio ácido, que debe mantenerse durante varias horas hasta la completa digestión de las proteínas.

Mezclas sanas:

  • Proteína + verduras (carne o pescado con verduras).
  • Hidrato carbono + verduras  (arroz o pasta con verduras).
  • Hidrato de carbono + grasa (Pasta con verduras y con aceite de oliva).

Lo importante es mantener una dieta rica, con todo tipo de elementos.

Mezclas insanas:

Cuando ingerimos féculas (patatas, yuca, maíz o trigo) mezclado con proteínas, el estómago responde a esta presencia segregando jugos ácidos y alcalinos. Que se neutralizarán entre sí y dejarán una solución acuosa incapaz de digerir correctamente ni una cosa ni la otra.

Como consecuencia de esto, las proteínas se pudren y las féculas se fermentan debido a la constante presencia de bacterias en el canal digestivo.

Esta es la causa de los principales problemas digestivos: gases, ardor, hinchazón, estreñimiento y heces fétidas, hemorroides, colitis y demás problemas intestinales.

También muchas de las alergias son consecuencia de la mala combinación de los alimentos. La corriente sanguínea absorbe las toxinas de la masa fermentada y putrefacta de los intestinos. Estas toxinas provocan erupciones, urticaria y dolores de cabeza síntomas que habitualmente se asocian a alergias.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.