DIETA DÉTOX

Dieta détox, ¿qué comer para adelgazar y estar más sana?

La dieta détox, es una limpieza radical de nuestro organismo, al igual que limpiamos nuestra casa, nuestro coche e incluso a nosotr@s mism@s, también nuestro organismo necesita una depuración de vez en cuando.

Este tipo de dietas no le funcionan muy bien a algunas personas, sobre todo si tienes algún tipo de enfermedad. Antes de comenzar una dieta détox debemos consultar con nuestro médico y ser respetuosos con nuestro organismo. No lo utilices porque es la nueva moda, hazlo pensando en tus necesidades y en tu bienestar.

Si vas a comenzar una dieta detóx, disciplina y constancia son importantes. Dependiendo de tus necesidades y de tu constancia, es preferible que te plantees hacer la limpieza durante tan sólo dos días, que plantearte cinco y no hacerla correctamente, ya que será una tortura y al final no tendrá su efecto.

Ejemplo de dieta detóx:

Empieza la mañana:

Con un vaso de agua tibia con limón: ayudará a tu hígado a la depuración de todo el día.

Desayuno:

Un batido verde, en estos momentos hay infinidad de recetas de batidos en el mercado y todas son muy efectivas y depuradoras. Finalmente nosotras hemos elegido esta:

  • Un tallo de Brócoli
  • Una puñado de Espinacas
  • Dos rodajas de  Calabacín
  • tres rodajas de Pepino
  • Rodaja de Pimiento verde
  • Zumo de un Limón
  • 1 manzana verde
  • 1/2 taza de agua

Comida dieta détox:

A la hora de la comida, podemos tomar una ensalada de quinoa. Por suerte la quinoa es un súper alimento, en comparación con otros granos integrales. Es rica en proteínas, hierro y magnesio. También en vitaminas B, C, E, tiamina, rivoflavina, y tiene un alto contenido de minerales, como el fósforo, potasio, magnesio y calcio entre otros. Además es versátil y fácil de usar.

Te damos un ejemplo de ensalada de quinoa de los muchos que puedes encontrar:

  • Quinoa
  • Puñado grande de perejil, lavado y picado (1)
  • Pepino, pelado y cortado en cuadritos (1)
  • Tomatitos cherry amarillos (4)
  • Zanahoria cortada en cuadritos (1/2)
  • Semillas de sésamo, al gusto
  • Cucharadas de aceite de oliva extra virgen (2)
  • Sal y pimienta a gusto

A media tarde

Lo ideal es una fruta con almendras (3) o nueces (3).

Cena dieta détox:

Una crema de verduras o una sopa de estas. Lo ideal es una crema ya que ayudamos a nuestro organismo.

Ejemplo de crema de verduras:

  • Calabacín grande (1)
  • Ramas de apio (3)
  • Puerro (1)
  • Champiñones (300 g)
  • Perejil fresco (al gusto)
  • Semillas de amapola
  • Sal marina o sal rosa (muy poquita)
  • Diente de ajo (1/2, opcional según gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra (1 cucharada)

Alimentos que tienes que por lo general hay que desterrar:

En conclusión este tipo de alimentos son difíciles de metobolizar por el organismo, así que provocan hinchazón y toxinas a este:

  • Lácteos.
  • Carne roja.
  • Alcohol.
  • Bolleria industrial.

Alimentos que nos ayudan a depurar:

  • Hortalizas de hoja verde.
  • Cereales integrales.
  • Trigo sarraceno.
  • Complementos probióticos a primera hora de la mañana.
  • Perejil y cilantro, son alimentos quelantes, que se adhieren a los emetáles pesados, ayudando a el organismo a eliminarlos.

Un truco, si te cuesta controlar lo que comes te ofrecemos un truco, por lo tanto come en platos pequeños. Tomarás la mitad de la cantidad y te ayudará a eliminar grasa.

 

 

¿Saltarse comidas ayuda a adelgazar?

Saltarse comidas, NO ayuda a adelgazar

Saltarse comidas, no desayunar, no merendar, saltarse el almuerzo o la cena, no sólo no ayuda a adelgazar sino que puede favorecer el aumento de peso.

Cuando nos saltamos alguna comida, los niveles de glucosa en nuestro organismo bajan y se activan una serie de hormonas que dan la orden al cerebro de comer para obtener azúcar de inmediato. Así que el efecto que conseguiremos es llegar a la siguiente comida con un apetito voraz. Sólo nos sentiremos saciados si comemos alimentos con alto nivel energético.

La hipoglucemia

Causada por el ayuno temporal provoca en nuestro organismo una disminución del metabolismo como medida de defensa. Es decir nuestro cuerpo reduce considerablemente el consumo calórico y los alimentos que tomaremos en la siguiente comida se acumularán en forma de grasa más fácilmente.

Lo ideal

Es repartir la ingesta diaria de alimentos en cuatro o cinco comidas, de esta forma nos sentiremos saciados y mantendremos el metabolismo alto. Te recomendamos hacer 3 tomas principales de aproximadamente 500 calorías y una o dos secundarias de entre 100 y 200 calorías.

Recuerda que engordamos cuando consumimos más calorías de las que nuestro organismo quema y adelgazamos cuando consumimos menos calorías de las que necesitamos.

El aporte calórico diario

Que necesita cada persona es diferente y éste varía en función de diversos factores como son el sexo, la edad, el estilo de vida, etc. Para individuos adultos con una actividad física moderada. Los valores medios son de unas 2700 kilocalorías para el hombre y 2000 Kcal. para la mujer.

Con la edad y con el sedentarismo estas necesidades disminuyen. Necesitamos menos calorías conforme nos hacemos mayores o si no hacemos ejercicio.

Para concluir te dejamos algunos consejos que te ayudarán a reducir la ansiedad y a mantener tu estómago satisfecho.

Consejos

  • Come 4 o 5 veces al día. Es preferible comer más veces pero menos cantidad y alimentos con menos calorías.
  • Mastica y come despacio. El cerebro tarda alrededor de 15 minutos en procesar la sensación de saciedad. Si comemos rápido podemos llegar a estar llenos y seguir comiendo porque no nos sentirnos saciados.
  • Bebe mucho líquido. También aumentan la sensación de saciedad.

La Báscula a raya esta Navidad

COMO MANTENER LA BÁSCULA A RAYA.

Llega la Navidad y como mantener la báscula a raya con los compromisos, las cenas de empresa, las comilonas familiares y un aumento considerable de la ingesta de alcohol.

Esto va a hacer que cuando queramos darnos cuenta hayamos ganado en torno a los 2 Kg de más (si tenemos suerte).

Yo no os voy a recomendar que paséis las navidades contando calorías.

O realizando grandes esfuerzos para no caer en las tentaciones. La Navidad es hora de mantecados y de reuniones familiares, y no es muy agradable tener que estar pensando constantemente en las calorías que vamos a ingerir.

Una buena solución para poder disfrutar de la Navidad, y mantener la Báscula a raya esta Navidad, es controlar y depurar nuestro organismo con sencillas pautas y consejos, que si son seguidos diariamente nos van a ayudar a mantener nuestro cuerpo saludable. Aunque no perdamos peso si nos va a ayudar a no coger kilos de más.

CONSEJOS:

1_Un buen desayuno:

Nunca evites el desayuno, es una de las comidas más importantes del día. Se quema rápidamente y nos va a ayudar a no picar entre horas y llegar a la comida con menos ansiedad.

2_ Beber abundante agua:

Siempre estamos oyendo a los expertos recormendarlo en las entrevistas a personajes famosos. Os puedo asegurar que es uno de los consejos más sabios. El agua nos ayuda a estar más hidratados, mejora la circulación sanguínea, también depura el organismo, y sacia evitando muchas veces que piquemos entre horas….

Si te cuesta beber agua, también puedes echar mano de las infusiones como el te verde (ayuda a metabolizar mejor las grasas), diente de león (depurativa), melisa (te ayudaran a estar mas relajado y tener menos ansiedad a la hora de las comidas)….

3_ No abuses del alcohol:

Uno de los grandes causantes del aumento de peso en las navidades es el alcohol, además de tener muchas calorías vacías, intoxica el organismo. Hace que nuestro aspecto este más apagado. Aun así, sabemos que brindaremos y alguna copita caerá. Os vamos a dar una tabla de calorías para que podáis controlar en todo momento lo que ingerís:

  • 82 Kcal= 1 vaso de vino tinto de 10° (150 ml)
  • 105 Kcal= 1 vaso de vino blanco de 11° (150 ml)
  • 80 Kcal= 1 vaso de vino tipo Porto (50 ml)
  • 225 Kcal= 1 vaso de kir (150 ml)
  • 240 Kcal= 1 vaso de moscatel (150 ml)
  • 163 Kcal= 1 vodka naranja (150 ml)
  •  211 Kcal= 1 bloody mary (150 ml)
  • 105 a180 Kcal (de brut a seco)= 1 copa de cava (150 ml)
  • 125 a 200 Kcal= 1 cerveza (330 ml)
  •  50 Kcal= 1 vaso de sidra (150 ml)
  • 128 Kcal= 1 Martini (80 ml)
  • 177 Kcal= 1 vaso de ginebra (80 ml)
  • 106 Kcal= 1 chupito de anís (40 ml)
  • 100 Kcal= 1 whisky (40 ml)

4_Compensar:

Después de un exceso tanto en la comida como en el alcohol, al día siguiente intenta compensar y depurar el organismo. Si en Nochebuena te has excedido y no has controlado tu alimentación, al día siguiente come más ligero. Toma ensaladas, caldos, y pescado y carne a la plancha, infusiones depurativas…. te ayudaran a controlar la báscula y a encontrarte mejor.

5_ Mímate:

Es cierto que estas fechas uno esta más ajetreado de lo normal y tiene menos tiempo para uno mismo. Dedícate un día y date una sesión depurativa y reductora, además de perder volumen y grasa podrás relajarte durante unas horas y olvidarte del mundo para concentrarte en ti misma.

6_ Oxigena tu cuerpo:

Andar es unos de los ejercicios mas sanos que podemos realizar y en Navidades. Es fácil realizarlo, hay que hacer muchas compras, salimos con amigos que hace tiempo no vemos. Los fines de semana una buena caminata de 1 hora nos ayudará a encontrarnos mejor y a relajarnos del ajetreo. Así que cuando vayas a salir a caminar, cálzate tus zapatillas mas cómodas y a disfrutar!

Esperamos que estos consejos te ayuden a salir de las navidades mas saludablemente y sin remordimientos…

Menú para controlar la celulitis

Que hacer para evitar la aparición de celulitis.

Te  proponemos un menú controlar celulitis divertido y saludable que te ayudará a conseguir tu objetivo.

Comienza el día con un desayuno lleno de vitaminas antioxidantes, fibra y ácidos grasos esenciales.

Por esto te recomendamos tomar:

DESAYUNO

  1. Tazón de macedonia de frutas: kiwi, piña, fresas, mango, naranja y con un yogur desnatado.
  2. Acompáñalo de una infusión de te verde con azúcar moreno o stevia con limón y unas hojitas de hierba buena.
  3. Por último unas tostadas de pan integral o de cereales con aceite de oliva y una loncha de jamón de pavo.

Y siempre, antes de tomar ningún alimento un buen vaso de agua tíbia con limón y una cucharadita de miel.

A media mañana

Puedes tomar un tentempié, como unas nueces o una rebanada de pan de centeno con queso fresco, también un zumo de frutas natural.

COMIDA

Te proponemos este menú controlar celulitis:

Opción 1: Montaditos de berenjena y tomate

Corta la berenjena en rodajas y se prepara sobre una bandeja de horno, después pelamos los tomates y los picamos muy finos junto con la cebolleta, ahora trituramos las nueces en el mortero y las añadimos al tomate, después salpimentamos las rodajas de berenjena y el tomate.

Se dispone una capa de tomate con cebolleta y nueces, sobre cada rodaja de berenjena, luego añadimos unas semillas de cilantro y aceite de oliva, después lo metemos en el horno durante unos 30 minutos, hasta que comprobemos que la berenjena está asada. Se acompaña con Salmón a la plancha y guarnición de patata al vapor y mango.

Esta receta se puede hacer también con calabacino.

Opción 2:  Flan salado de  calabaza

Asa la calabaza en el horno y cuando esté tierna se tritura con un tenedor, después en una cazuela se sofríen los ajos, y se añade el pan remojado y el orégano. Tostamos las almendras y las machacamos en el mortero, después mezclamos todos los ingredientes: la calabaza, el pan con los ajos, las almendras los huevos batidos y la canela, siempre rectificamos de sal. Disponemos la mezcla en moldes dejando cocer al baño maría en el horno durante 45 minutos, para acompañar se sugiere, albóndigas de pollo con salsa de zanahoria y puerro con kiwi.

A media tarde:

Puedes tomar una infusión de te rojo, con galletas de avena o un kéfir con una rueda de piña.

Cena:

Opción 1: Crema de calabaza más revuelto de espárragos trigueros, con un huevo y manzana asada con canela.

Opción 2: Ensalada de canónigos, berros y rúcula con naranja, con queso feta y vinagreta de frutos secos, también brocheta de rape con verduras, y uvas.

Menú controlar celulitis y que aproveche!!!

 

 

Trucos para eliminar la celulitis

Trucos para eliminar la celulitis

Doña Julia Montes Sáez, Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada. Experta en elaboración de dietas por la universidad e Cadiz y Máster en alimentación, nutrición y salud comunitaria por la Complutense de Madrid.

Nos va a explicar más en profundidad y darnos algunos trucos para eliminar la celulitis.

¿Que es la celulitis?

La celulitis se define como el cúmulo de grasa y toxinas en la zona subcutánea de la piel, producida por un trastorno de la microcirculación. Puede afectar a diferentes zonas del cuerpo, aunque se localiza mas comúnmente en lo que conocemos como cartucheras. Es una afección exclusivamente femenina, ya que los estrógenos “hormonas femeninas” intervienen en su desarrollo. De hecho entre el  85% y el 98% de las mujeres después de la pubertad presentan algún grado de celulitis.

 Factores que condicionan la aparición de la celulitis:

  • Genéticos: existe un componente hereditario.
  • Fisiológicos: fundamentalmente los hormonales, viéndose agravada cuando aparecen cambios endocrinos en diferentes etapas fisiológicas como la pubertad, posparto, menopausia, o en algunos trastornos como el hipotiroidismo, hiperinsulinismo y la insuficiencia veno-linfática.
  • Ambientales: se refieren a errores en el comportamiento higiénico-dietético, como pueden ser sedentarismo, tabaquismo o una  alimentación desequilibrada.

Como no podemos intervenir en los factores genéticos, ni en los fisiológicos, vamos a actuar sobre los factores ambientales, modificando actitudes que agravan la celulitis.

Si presentas un peso adecuado a tu estatura, pero tienes tendencia a la celulitis, te damos unos trucos para eliminar la celulitis:

  • Evitar el estreñimiento, ya que existe una clara relación entre la acumulación de grasa y toxinas y problemas de retención a nivel intestinal:

Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra: cereales integrales, pan  de cereales, frutas y verduras.

Beber agua, al menos 2 litros al día.

  • Evitar la retención de líquidos:

Reducir el consumo de sal en las comidas

Limitar el consumo de alimentos precocinados; sopas, purés, concentrados de carne, salsas elaboradas. Todos estos alimentos además de contener una elevada cantidad de sodio, contienen numerosas sustancias como conservantes, colorantes, estabilizantes, tóxicos que se acumulan junto a la grasa en nuestro organismo.

  • Evitar los azúcares simples:

Limitar el consumo de dulces, chucherías, zumos envasados, chocolates…preferir cereales, fruta fresca, frutos secos, ya que el azúcar que nuestro cuerpo no gasta en su actividad diaria se acumula en forma de grasa.

  • Evitar las grasas saturadas:

Sustituir las grasas como la mantequilla, tocino, natas, embutidos, por grasas saludables como el aceite de oliva.

Consumir más pescado azul y frutos secos, ya que estos últimos son ricos en ácidos grasos oleico y linoleico y en omega-3, mucho más interesantes desde el punto de vista nutricional por sus beneficios que las grasas saturadas.

  • Evitar el consumo de alcohol;

El exceso de bebidas alcohólicas produce un aumento en la acumulación de grasa en nuestro organismo.

Es importante hacer un consumo moderado del alcohol, prefiriendo siempre el vino ya que es un alimento con propiedades antioxidantes.

  • Evita el consumo de bebidas refrescantes;

Contienen  gran cantidad de azúcar que como hemos dicho se acumula en forma de grasa.

Es preferible beber agua o infusiones depurativas como diente de león, cola de caballo o abedul, te verde, te rojo.

  • Aumenta el consumo de alimentos antioxidantes;

LLena tu nevera de frutas y verduras.

Consúmelas al menos una vez al día crudas, ya que de esta manera aprovechamos mejor todas sus propiedades.

  • Aumenta el consumo de alimentos ricos en potasio;

Conseguiremos favorecer la eliminación de líquidos:

Disfruta de las endivias, berenjenas, tomate, calabazas, alcachofas, fresas, berros, naranja, kiwi, uvas,  patata, legumbres, germen de trigo, entre otros.

  • Cocina los alimentos con técnicas ligeras;

Como la plancha, el horno, el vapor, o simplemente crudos.

Evitamos un exceso de grasas como en la fritura y además aprovechamos mejor todos los nutrientes.

 

Próximamente os daremos también una dieta específica para la eliminación de la celulitis, atentos!!!!

Invierno sin kilos de más con los guisos bajos en calorías

FRÍO, PERO CON GUISOS BAJOS EN CALORÍAS

Cuando llega el frío y las lluvias apetecen los platos calientes y los guisos de cuchara, ¿verdad?. Ahora te propones guisos bajos en calorías.

Cocidos, fabadas, estofados, sopas cremosas, etc. Estos platos son complejos y muy completos, según cómo se preparen pueden llegar a ser muy calóricos, y no es casualidad, ya que en invierno, para hacer frente a la bajada de temperaturas, nuestro organismo necesita un aporte extra de calorías. El único inconveniente es que tomar a menudo estos guisos reconfortantes, se suele traducir en muchas ocasiones en unos kilos de más.

Sin embargo, no tiene que ser así, todo depende de los ingredientes que utilices en su preparación y de la cantidad de grasa que incorpores. Utilizando los ingredientes apropiados pueden ser guisos bajos en calorías, incluso más ligeros que ciertos platos secos o ensaladas, y son muy saludables.

Los expertos en nutrición y los cardiólogos recomiendan recuperar este tipo de guisos e incorporarlos a nuestra dieta de una manera regular.

Consejos para reducir el aporte energético:

  • Eliminar la harina: Evita enharinar la carne o el pescado antes de incorporarlos al guiso. Aportarán un contenido extra de calorías y la diferencia de sabor es inapreciable.
  • Usar ingredientes bajos en grasa: Elimina los ingredientes como el chorizo, la morcilla o el tocino. En su lugar usa carnes de ave o conejo, que son muy ligeras y aportan mucho sabor. También vegetales como la calabaza, el calabacín, la berenjena, el apio, el pimiento, etc.
  • Reducir el aceite: Este es uno de los factores determinantes que marcará el contenido calórico de tu guiso. El aceite aporta 90 Kcal por cada 10 gr. esto es una cucharada de aceite. Así que procura no freir los ingredientes antes de incorporarlos al guiso y no uses más de dos cucharadas de aceite para su preparación.
  • Incorpora patatas: A pesar de que las patatas tienen mala fama, son un complemento perfecto para enriquecer los guisos. Aportan sólo 60 Kcal por cada 100 gr. Gracias a su alto contenido en potasio nos ayudan a eliminar líquidos y así evitar hinchazón y malestar.

Sigue estos consejos y verás cómo obtienes unos platos deliciosos y bajos en calorías. ¡Ah! Y si tienes otros trucos, anímate a contárnoslos.

Verdades y mitos sobre el agua.

¿QUE VERDADES Y MITOS SOBRE EL AGUA HAY?

Hablemos sobre las verdades y mitos sobre el agua. ¿Sabías que la proporción de agua en nuestro cuerpo es de entre el 60 y el 80%?. Según un estudio de Jeffrey Utz , de la Universidad de Allegheny, la proporción de agua varía dependiendo de la edad y de la complexión de cada persona. Siendo en un bebé recién nacido la más alta, en torno al 80 %, y en un adulto obeso la menor cantidad, pudiendo llegar al 55%.

Pues bien, ¿Qué pasa en nuestro organismo cuando tomamos más o menos agua de la que necesitamos?. ¿Engordamos, retenemos el líquido en exceso, qué ocurre?

En torno a las verdades y mitos sobre el agua, hay una serie de creencias muy extendidas. Algunas de las cuales son ciertas y otras no. Aclarémoslas:

El agua, tomada con la comida engorda: Falso.

El agua no aporta calorías al organismo, por lo tanto, no engorda nunca. Ahora bien, si se bebe antes de comer, provoca sensación de saciedad y así se puede evitar el consumo compulsivo de alimentos. Tomar mucha agua durante las comidas puede hacer que la digestión sea más lenta y pesada, ya que los ácidos gástricos quedan más diluidos.

El agua depura el organismo: Verdadero.

El cuerpo genera continuamente sustancias de desecho, especialmente cuando hacemos dieta. O cuando seguimos un tratamiento estético como la cavitación. Estas sustancias deben ser expulsadas del organismo a través del riñón. Pues bien, el agua es laxante, es decir favorece la actividad del riñón, y por tanto la expulsión de toxinas.

Beber en exceso es dañino: Verdadero.

Hay quien afirma que la cantidad apropiada de agua que debemos tomar a diario es 2 litros. Esta afirmación se fundamenta en la creencia de que se necesita 1 ml de agua por cada caloría consumida. Pero en realidad, no se tienen evidencias científicas de que esto sea así. Lo que sí es cierto es que el consumo exagerado de agua puede ocasionar graves desequilibrios en los niveles de minerales de nuestro organismo. Es decir, un exceso de agua en el organismo ayuda a que los minerales (sodio, potasio y magnesio) se diluyan con mayor rapidez en el plasma sanguíneo. Dando lugar a la aparición de calambres, cansancio, pérdida de agilidad mental e incluso la muerte en casos graves.

Cuando se tiene retención de líquidos es bueno beber poca agua: Falso.

Precisamente es lo contrario, es bueno beber agua para que la actividad del riñón sea regular y se eliminen las toxinas que causan esa retención de líquidos.

Combinar alimentos ¿es mejor?

Combinar alimentos, la mejor opción

Combinar alimentos, es una de la mejores maneras de alimentarnos, siempre que la combinación sea la acertada. Te damos alguna claves para poder combinarlos mejor.

En comparación con el concepto taoísta de equilibrio, la idea occidental de una dieta equilibrada resulta muy simple.

Lo más recomendable es comer un poco de todo en cada comida, mezclando alimentos tan diferentes como las proteínas, hidratos de carbono y grasas.

Está científicamente comprobado que para iniciar una buena digestión de cualquier proteína animal concentrada en el estómago se debe secretar pepsina (una enzima digestiva que degrada las proteínas en el estómago)

Pero también está demostrado que la pepsina sólo puede actuar en un medio ácido, que debe mantenerse durante varias horas hasta la completa digestión de las proteínas.

Mezclas sanas:

  • Proteína + verduras (carne o pescado con verduras).
  • Hidrato carbono + verduras  (arroz o pasta con verduras).
  • Hidrato de carbono + grasa (Pasta con verduras y con aceite de oliva).

Lo importante es mantener una dieta rica, con todo tipo de elementos.

Mezclas insanas:

Cuando ingerimos féculas (patatas, yuca, maíz o trigo) mezclado con proteínas, el estómago responde a esta presencia segregando jugos ácidos y alcalinos. Que se neutralizarán entre sí y dejarán una solución acuosa incapaz de digerir correctamente ni una cosa ni la otra.

Como consecuencia de esto, las proteínas se pudren y las féculas se fermentan debido a la constante presencia de bacterias en el canal digestivo.

Esta es la causa de los principales problemas digestivos: gases, ardor, hinchazón, estreñimiento y heces fétidas, hemorroides, colitis y demás problemas intestinales.

También muchas de las alergias son consecuencia de la mala combinación de los alimentos. La corriente sanguínea absorbe las toxinas de la masa fermentada y putrefacta de los intestinos. Estas toxinas provocan erupciones, urticaria y dolores de cabeza síntomas que habitualmente se asocian a alergias.

 

,

Estar a dieta ¿una pesadilla?

Una dieta, más ansiedad.

Estar a dieta puede convertirse en un enemigo poderoso y sobre todo en verano, cuando queremos adelgazar rápido y fácil. Pero si sólo nos fijamos en lo negativo y nos desanimamos, nunca podremos estar bien con nosotras mismas. Recuerda que la dieta la haces para estar mejor, más saludable y por ti misma.

Así que vamos a ver algunos consejitos y algunos “aliados” que nos pueden animar a seguir con la dieta…

Aliados:

  • No le tengas miedo a la báscula: no tienes porqué pesarte cada día para ver los resultados de la dieta. Perder unos gramos cada día es normal y no perderlos también. Si te obsesionas con los resultados y con perder peso rápido te creará más ansiedad por comer. Lo mejor es pesarse una vez a la semana o cada dos semanas.
  • Duerme bien: Se ha demostrado con estudios que no dormir no sólo no adelgaza, sino que puede llegar a hacer que ganes peso. Cuando hay insomnio se produce una hormona que nos hace sentir hambre cuando no dormimos bien. Aumenta la ansiedad y disminuye la sensación de saciedad. Además, se nota en tu rutina diaria, en tu piel, etc.
  • Busca gente que también haga dieta contigo: Alguien con quien compartir esa meta y alguien con quien darse un capricho controlado. Alguien para que nos diga “ahora no” cuando estamos con ganas de dejar la dieta, es necesario. ¡¡Búscalo o búscala!! Seguro que alguien se une.
  • Bebe muchísima agua: dos litros como mínimo. Sustituye los refrescos, el azúcar y las bebidas artificiales por bebidas naturales, agua, infusiones diuréticas…mantente hidratada, será uno de tus mejores aliados para eliminar toxinas.

Controla la ansiedad:

  • No te pongas ansiosa: Es normal sentir ansiedad y sobre todo al principio de una dieta, pero cada vez que sientas ansiedad puedes hacer algo de ejercicio para desestresarte y también buscar algunos trucos para picar entre horas: ¿recuerdas que te aconsejamos las tortitas de arroz para esos momentos?
  • Ponte metas pequeñas: Las dietas no están hechas para sufrir, sino para que tú te sientas mejor. Antes de empezar la dieta y antes de ponerte ansiosa. Ponte unas metas asequibles, por ejemplo puedes comenzar a controlar tu alimentación durante la semana y el fin de semana tomarte ese capricho con el que sueñas. Tu cuerpo lo agradecerá y tu salud también.
  • La disciplina: Ser constante y seguir la dieta como tú la planeaste, es importantísimo, pero sobre todo estar satisfecha con el trabajo que estás haciendo.

 

Recuerda, no te obsesiones porque cada día perderás muy poco peso. Lo que se pierde rápido, se recupera rápido, así que ¡¡CON CALMA!!

Grasa en la barriga, un problema estético y de salud

LA GRASA EN LA BARRIGA, UN PROBLEMA DE SALUD.

Hay estudios que demuestran que acumular grasa en la barriga, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Para saber cuánta grasa nos sobra en la cintura se usa el parámetro ICC, índice cintura/cadera. Para calcularlo debemos medir con una cinta métrica nuestra cintura, a la altura de la última costilla flotante y después el perímetro máximo de nuestra cadera, a nivel de los glúteos. El ICC se calcula dividiendo el primer valor por el segundo:

ICC=cíntura(cm)/cadera(cm)

 

Los resultados ideales son de 0,7-0,8 para mujeres y de 0,8-0,9 para hombres. Un ICC mayor de 0,8 en mujeres y de 0,95 en hombres indica obesidad central.

Cuando el perímetro del abdomen aumenta, parece que se forma una masa compacta, pero en realidad la grasa se va acumulando en capas a diferente profundidad, la más profunda es la más dañina, porque es la que rodea a los órganos.

Según numerosos estudios, los problemas que se pueden derivar de este tipo de acumulación grasa son:

1. mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

2. debilitamiento de los huesos y riesgo de fracturas.

3. aumento del riesgo de sufrir algún tipo de cáncer, especialmente cáncer de mama en mujeres premenopáusicas.

¿Por qué se acumula grasa en el abdomen?

Un factor determinante es la herencia familiar, pero hay otros factores que favorecen la aparición de grasa en la barriga:

1. El estrés continuado.

2. La vida sedentaria y la falta de ejercicio.

3. La menopausia en las mujeres.

4. Comer grasa en exceso, así como bollería y productos azucarados.

Perder un poco de volumen alrededor de la cintura es una estupenda manera de evitar problemas de salud.