Entradas

Hacer una mascarilla casera de limón.

Vamos a darte la receta para una fantástica para hacer mascarilla casera de limón, es muy fácil y económico.

El limón, imprescindible en la cocina y siempre aliado con nuestra salud es un elemento muy utilizado en el cuerpo para la belleza. Hoy os traemos algunas recetas caseras para hacer mascarillas de limón. ¿Las has probado ya? ¿te animas y nos cuentas?

El limón cicatriza y tiene propiedades terapéuticas para el cutis, en especial para la limpieza de pieles grasas y con acné.

También  existen otros sorprendentes usos en la belleza. Como el cuero cabelludo, cabello, las uñas, el sobrepeso. Esto se debe a que la vitamina C que contiene el limón ayuda a reconstruir tejidos. También nos ayuda a perder peso y luchar contra la celulitis ya que desintoxica la sangre y la salud de los vasos capilares.

1º Ejemplo de mascarilla casera de limón: para pieles grasas

Ingredientes:

  • 1 de cucharadita de zumo de limón
  • 1 clara de huevo

Modo de aplicación:

Recuerda lavar el rostro para liberarlo de impurezas siempre antes de ponerte una mascarilla.

Batimos la clara de huevo y agregamos el jugo del limón.

Ahora bien, aplicamos inmediatamente sobre la cara y dejamos que actúe entre 8 y 10 minutos, para luego enjuagar con abundante agua.

2º Ejemplo de mascarilla casera de limón: para pieles mixtas

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de yogur natural
  • 1 pastilla de levadura de cerveza
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 1 cucharada de jugo de limón

Modo de aplicación:

Mezclamos el yogur con la levadura de cerveza pulverizada. Ahora añadimos el jugo del limón y cuando veas que comienza a espesarse, agregas la miel y bates hasta lograr una masa homogénea.

Al aplicarla sobre el rostro la dejas reposar durante 25 minutos. Y la retiras con agua tibia muy suavemente.

Cuéntanos qué tal te funcionan a ti estas mascarillas :)

Combatir el acné.

El acné no es tan sólo un problema estético, sino que se convierte en una enfermedad cuando no se controla y se trata. Se suele producir en las zonas con abundante secreción sebácea en la piel (cara, cuello, espalda, hombros y pecho).

Es importante consultar a un especialista dermatólogo para que diagnostique exactamente el tratamiento a seguir en tu caso concreto.

Hay algunos trucos que podemos llevar a cabo nosotros mismos. Además de comer sano y cuidarte la piel, en centros de belleza te ofrecen las dos mejores alternativas para eliminar las marquitas que te ha dejado el acné: Microdermoabrasión y Mesoterapia Virtual. Notarás los cambios enseguida y verás tu piel como la de un bebé.

Cosas a tener en cuenta, para tratar el acné:

Lo ideal es recopilar información sobre tus rutinas: qué alimentos ingieres de forma habitual con abundante grasa, qué enfermedades padeces, qué medicamentos tomas, cómo es tu estado físico y emocional. Hay podrás tu mismo detectar que alimentos consumes más, si hay alguna medicación que no te va bien…

Algunos consejos para el día a día y prevenir la llegada del acné:

  • Utiliza diariamente jabones naturales para la limpieza de tu cara, y cuando te duches utiliza mejor jabón-crema con ph neutro.
  • Utiliza de vez en cuando mascarillas naturales ya preparadas del mercado, de tomillo o malva, peregil, arándono, papaya, col…ingredientes interesantes para mantener una piel limpia.
  • Intenta una ingesta menor de alimentos con grasas como dulces y fritos.
  • No te frotes fuertemente con la toalla después de lavarte la cara. De esta manera puedes irritar la piel y los poros.
  • Si tienes el cabello largo y te toca la cara. Asegúrate de lavarte el cabello con bastante frecuencia para impedir que tu piel entre en contacto con el aceite del pelo.
  • Nada de estrés :) Intenta relajarte y vivir la vida positiva al máximo.

 

 

Ácido hialurónico, lo que nuestra piel necesita.

El ácido hialurónico es un componente que nuestro cuerpo produce de manera natural en la piel, las articulaciones y los cartílagos. Es la materia prima de la piel responsable de la hidratación y de mantener los niveles de agua en esta.

Porqué desaparece el ácido hialurónico:

El organismo va reduciendo la producción de ácido hialurónico con el paso de los años. No sólo perdemos elastina y colágeno. Es por esta reducción de producción que la piel va perdiendo tersura y parece que se nos “vacía”. Sin embargo, hoy en día, tenemos una manera muy fácil de recuperarlo.

Recuperar el ácido hialurónico:

Una de las maneras de introducir el ácido hialurónico de nuevo, es inyectándolo superficialmente en la piel integrándose de manera natural, sin producir alergias y proporcionando una mayor hidratación y elasticidad a la dermis. Sin embargo, si no te gustan las agujas, puedes probar con la mesoterapia virtual, microinyecciones en la capa de la dermis media de principios activos esteriles con diferentes efectos dermatologicos.

Además, es muy importante completar las inyecciones de hialurónico con tratamientos de cabina como la radiofrecuencia o el fotorejuvenecimiento. Estos tratamientos despiertan a los fibroblastos obreritos encargados de producir colágeno y elastina. Si además le damos a la piel la materia prima, los resultados son espectaculares.

Este tratamiento produce un efecto rejuvenecedor positivo y que es  inocuo para nuestra piel.

mesoterapia_acido_hialuronico

mesoterapia_acido_hialuronico

Los resultados serán visibles en muy poco tiempo. Pero si prefieres evitar las agujas, puedes encontrar también cremas que contengan el ácido hialurónico, aunque el efecto no será el mismo porque será sólo se manera externa.

Recuerda: será necesario que hagas el tratamiento al menos dos veces al año para que el cuerpo vuelva a absorber la sustancia.

Si las arrugas son muy profundas, puede realizarse un relleno directo en la arruga, se disolverá con el tiempo ya que no es permanente.

No debemos intentar  parar el tiempo, pero hay algunas maneras de sentirnos jóvenes y vernos un mejor a nosotras mismas.

Fotodepilación, la opción definitiva

Con la fotodepilación se pretende destruir el folículo piloso, y como consecuencia el vello no se regenera. Aunque de forma excepcional puede volver a aparecer, porque se vuelva a regenerar el folículo.

Que es la fotodepilación:

La fotodepilación consiste en una luz intensa que es absorbida selectivamente por los folículos pilosos, situados debajo de la superficie de la piel. Esta luz calienta el folículo y destruye la capacidad de regeneración, sin dañar el tejido circundante.

Como se aplica el tratamiento de fotodepilación:

  1. Deberás colocarte unas gafas especiales para proteger los ojos de la luz .
  2. Se le aplicará un gel en el área de tratamiento, aunque ahora hay algunas máquinas que no lo necesitan, depende de la máquina con la que te apliquen el tratamiento.
  3. Después te rasurarán el vello para que la mayor cantidad de luz pase al folículo piloso.
  4. Luego tan sólo hay que relajarse para que los mandos IPL se apliquen sobre la piel y eliminen el vello.

No todo el pelo cae en el momento, el restante tardará entre una y dos semanas.

Los hombres también demandan mucho esta técnica, no sólo en las piernas sino en zonas como cuello con el roce de la camisa, barbas duras, o aquellos que tienen vello abundante por la espalda, hombros y pecho.

No olvides que la fotodepilación es un tratamiento estético y deberá ser realizado por especialistas.

Por lo general se suelen recibir una media de 5 sesiones dejando que pase entre ellas de uno a tres meses.

Es indoloro, cómodo, rápido y elimina el vello de forma duradera, aunque puede ser un poco molesto, puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo.

Después del tratamiento:

  • Aplicar cremas calmantes a base de aloe vera para evitar irritaciones.
  • Aplicar cremas con factor alto en las zonas tratadas. No les puede dar el sol, sobre todo las primeras dos semanas.
  • Exfoliar la zona tratada, para eliminar el vello que no se haya caído durante el tratamiento.
  • No es recomendable tomar el sol las dos semanas siguientes a la fotodepilación.

 

Aunque hay tecnologías para todo tipo de pieles, tan sólo podrás broncearte en la playa si aplicas diaramente la protección y cremas adecuadas.

Más información, aquí.