Entradas

Ejercicios fáciles, después del embarazo.

Después del embarazo necesitamos ejercicios fáciles y rápidos para volver nuestro abdomen a su sitio.

Ana escribió:

Hola soy mamá de dos hijos y a causa de ello mi abdomen ha quedado demasiado flácido y he engordado mucho las piernas. ¿Hay algún ejercicio que pueda hacer en casa sin tener que ir a un gimnasio para bajar la barriga?

Gracias

La flacidez

La flacidez es uno de los síntomas más comunes después de un embarazo. Además de una dieta equilibrada, como tú bien indicas, el ejercicio diario es crucial y muchas veces no tenemos tiempo para ir a un gimnasio o salir de casa y dedicar el día a nosotras.

Te aconsejamos algunos ejercicios caseros que seguro puedes hacer a diario y sin dejar tu rutina de lado.

Ejercicio nº 1 “Bicicleta”:

  • Te acuestas sobre el suelo boca arriba y pones tus manos detrás de la cabeza
  • Acercas las rodillas hacia el pecho y levantas los omóplatos sin tirar del cuello
  • Alternando las piernas, efectúas el movimiento similar alpedaleo que se hace en una bicileta.

Ejercicio nª2:

Este ejercicio es ideal para los abdominales rectos y oblicuos.

  • Primeramente, te sientas en una silla y estabilizas la parte superior de tu cuerpo, cogiendo con las dos manos las manijas de la silla
  • Presiona tu espalda contra el respaldo y contrae los abdominales de modo que levantes las piernas. Lo ideal es que tus rodillas se acerquen hacia tu pecho cuando levantes las piernas
  • Baja las piernas lentamente y realiza entre doce y dieciseis repeticiones.

Ambos ejercicios son ideales para la reducción del abdomen, recuerda que lo ideal es que camines una hora al día por lo menos, que subas y bajes escaleras siempre que puedas, y además algo divertido y que ayuda mucho es bailar.

Por tanto, busca tus momentos libres para hacer algo divertido además de saludable, nunca tomes el ejercicio como una obligación, te cansarás de él y lo dejarás pronto.

Esperamos haberte ayudado.

Adelgazar de forma fácil, una tarea sencilla si sabes porque engordas.

A veces adelgazar de forma fácil nos parece una meta inalcanzable porque no sabemos porque engordamos o nos mantenemos.

El exceso de grasa corporal, por lo general va acompañado por un aumento de peso, aunque no siempre se cumple esta regla.

Causas principales:

Existen muchas causas pero nos vamos a centrar en las dos principales que son:

  • Mayor ingesta de calorías que las que el cuerpo necesita.
  • Menos actividad física de la que el cuerpo necesita.
  • Herencia genética.

Si se ingiere más calorías de las necesarias, éstas se acumulan en forma de grasa, y si por el contrario se utiliza más energía de la consumida se utiliza la grasa almacenada como energía (así es como adelgazamos).

La herencia genética tiene un papel importante debido a las tendencias metabólicas, pero sobre todo a los hábitos culturales en dietas.

Hacer una dieta supone preparar una tabla de alimentación equilibrada con menos calorías de lo que uno toma normalmente y aumentar el gasto calórico (con actividad física.)

¡¡Eso sí!! Las dietas milagrosas no existen.

La mayoría de estas dietas no son equilibradas ya que suelen ser muy bajas en calorías o en hidratos de carbono, lo que provoca una rápida perdida de peso, perdemos líquidos pero en el momento que los volvemos a introducir en nuestra dieta se recupera el peso perdido muy rápidamente. Como cada uno de nosotros es distinto, lo recomendable es acudir siempre a un profesional médico o dietista que nos asesore

Hay que sospechar de las prohibiciones exageradas como por ejemplo solo comer proteínas, grasas o azucares. Estas dietas provocan desequilibrios metabólicos importantes y serios problemas de salud.

Recuerda, por norma general las dietas deben aportar los principales nutrientes y ser lo mas equilibradas posibles.

Algunos consejos para una buena dieta:

  1. No te impongas la dieta como un castigo. Es mejor abandonarla y volver a empezar cuando estés preparad@.
  2. Los resultados de la dieta no se ven enseguida, empiezan desde la primera comida. Los kilos no aparecieron en una noche y no desaparecen en un día.
  3. El régimen debe seguirse tal y como ha sido elaborado. No comer ni más ni menos. Recuerda: la digestión empieza en la boca. Una masticación correcta es la base para la asimilación correcta de los alimentos. Aparte de que nos sacia mejor.
  4. Realiza actividad física regularmente. No hay que correr una maratón, es suficiente con caminar todos los días de 30 a 60 minutos.