Entradas

Las mejores soluciones faciales.

Ahora que se acerca el verano todas nos preocupamos por encontrar soluciones faciales para nuestra piel.

Cuando no son suficientes los cuidados diarios, la limpieza y utilización de cremas o aceites, y tampoco disponemos del tiempo suficiente para dedicárnoslo a nosotras mismas, queremos soluciones faciales rápidas.

Siempre es interesante saber qué soluciones faciales están a nuestro alcance, para lucir la piel que deseamos tener en verano y en el resto del año.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión, es un tratamiento que puede sonar muy agresivo. En realidad consiste en algo tan sencillo como una exfoliación mucho más profunda de la piel. Eliminaremos todas las imperfecciones que tan hartas estamos de ver: puntos negros, piel seca, células muertas, pequeñas manchas… Es indolora y sin cirugía.

Mesoterapia Virtual

Otra alternativa a las inyecciones y al quirófano, es la mesoterapia Virtual. Que por medio de la electrodifusión, permite que la piel sea más receptiva a absorber sustancias nutritivas para la piel. Lo mejor de todo es que al ser una técnica no invasiva el tratamiento de mesoterapia no produce dolor.

Peeling Mandélico y Glicólico

Otra forma de limpiar en profundidad nuestra piel, pueden ser los tratamientos de peeling:

El Ácido Mandélico. Es un químico derivado de las almendras amargas. Estos tratamientos son perfectos para problemas de acné, ya que este peeling penetra lentamente en la piel por lo que no es tan agresivo ni irritante como otros. Otra característica a destacar de este producto es su acción contra la aparición de la melanina y las marcas de expresión.

El Ácido Glicólico. Es otro químico muy utilizado como alternativa a la cirugía. Muy útil para eliminar imperfecciones y un perfecto exfoliante. Pero sobretodo destacamos (como también en el peeling mandélico), que es una ayuda muy útil para que la piel absorba con mayor intensidad cremas y otros nutrientes beneficiosos para su calidad y belleza.

Métodos caseros naturales

Mascarilla exfoliante: Mezclando a partes iguales jugo de tomate y pulpa de limón. Humedecemos un pedazo de algodón con la mezcla y aplicamos directamente al rostro y cuello. Después de unos minutos, lo retiramos con agua tibia.

Exfoliante de limón: Mezclando en un recipiente jugo de limón con azúcar. Conseguimos una mezcla que al aplicárnosla en el rostro, haciendo un ligero masaje con los dedos en circulos,  podemos eliminar con facilidad puntos negros e impurezas de la piel de forma natural.

Espero que esta entrada os haya dado ánimos  para empezar a cuidar un poquito más vuestra piel, tenemos muchas oportunidades y ofertas que deberíamos aprovechar para poder lucir una piel mejor para sentirnos perfectas este verano.