Entradas

Las temidas dietas milagro.

Llega el verano y con ello el calor y las vacaciones, pantalones cortos, biquinis y queremos una solución rápida, sencilla y cómoda, llamada “Dietas Milagro”.… comenzamos a ver lo que en invierno estaba oculto: celulitis, flacidez, cartucheras…

Pero muchas veces llegamos a poner en jaque nuestra salud. Un buen estado de salud comienza por una buena alimentación, y una buena alimentación te hace sentir fuerte y en forma física.

Para mantener un peso adecuado debemos adquirir hábitos alimenticios sanos y seguir pequeños trucos:

  • 1ª Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo.
  • 2ª Come porciones moderadas y regularmente para mantener estable el azúcar en tu cuerpo, es recomendable comer cada tres horas.
  • 3ª Modera el consumo de dulces y productos grasos, no los destierres de tu dieta pero ponte marcas como sólo tomarlos una vez a la semana…
  • 4ª Intenta no tomar carbohidratos simples (azucares, harinas blancas…), en la cena. Ya que no suelen ser quemados a estas horas y por medio de la digestión se convierten en grasa.
  • 5ª Realiza ejercicio físico, si no te gusta el Gym. Prueba a andar 45 minutos todos los días. Nadar, es uno de los deportes mas completos para el cuerpo, y ahora lo tienes fácil.

Lo más importante es que no te agobies este verano, ya que al igual que has cogido ese peso lentamente lo adelgazarás de la misma forma.
Mientras comienzas a regular tu cuerpo ayudarte de cremas reductoras y tratamientos de belleza como la cavilación o la presoterapia te ayudará a agilizar la pérdida de peso y volumen pero sin poner en peligro tu salud con dietas de choque agresivas para el cuerpo y dañinas para tu salud.

No te obsesiones y tómatelo con calma, verás como poco a poco te vuelves a sentir bien en tu piel.

Pérdida de firmeza, nuestro gran enemigo.

La pérdida de firmeza es uno de los tratamientos estéticos y médicos más demandados.

¿Sabías que en España nos gastamos alrededor de 45 millones de euros anuales en cosmética anti-edad?. Somos líderes en intervenciones quirúrgicas, aunque Estados Unidos es el país más consumidor en productos cosméticos antienvejecimiento.

El principal problema de las personas al envejecer es la pérdida de firmeza en la cara y en el cuerpo y la aparición de arrugas.

Ya sabemos que el envejecimiento no se puede parar pero si se puede ralentizar.

También sabemos que nuestro cuerpo se deteriora porque nos oxidamos.

En la juventud, nuestro cuerpo cuenta con muchas sustancias antioxidantes y gracias a ellas, funciona mejor. Con la edad cada vez tenemos menos antioxidantes y más células deterioradas, y esto se traduce en esa pérdida de firmeza.

La medicina anti-edad defiende 4 principios básicos:

  • La alimentación rica en antioxidantes: Frutas, verduras, cereales, menos carne, menos grasa, ácido linoleico, etc…
  • Actividad física moderada ya que el exceso de ejercicio produce oxidación.
  • Mejorar los hábitos, dejar de fumar, no beber en exceso, dormir bien.
  • Tener una buena actitud ante la vida.

Alimentos ricos en antioxidantes:

Si te queda alguna duda o quieres empezar a probar una alimentación mejor, podrías empezar comiendo algunos de los principales nutrientes antioxidantes:

  • Vitamina C (kiwi,  cítricos, fresas, pimientos)
  • Betacaroteno (albarcoque, cerezas, melón calabazas zanahorias espinacas)
  • Vitamina E (aceite de oliva, frutos secos, vegetales de hoja verde, germen de trigo)
  • Zinc (carnes vísceras, pescado huevos legumbres, flavonoides, coles, frutas rojas y moradas)
  • Selenio (pescado, marisco, huevos, frutas y verduras)
  • Isoflavonas  (Soja, tofu, semillas de soja)
  • Luteína (espinacas, acelgas, aguacates, brócoli, yema de huevo)