obesidad emocional

FACTORES PSICOLÓGICOS DE LA OBESIDAD EMOCIONAL

Según muchos expertos, los factores psicológicos son, en muchas ocasiones, los culpables de determinadas conductas que favorecen la obesidad emocional. Así, según Rodin, el 95 % de los casos de obesidad no son atribuidos a una causa orgánica. Saldaña y Rosell afirman que existen pruebas de que la obesidad proviene más del ambiente que de la herencia.

No comemos sólo para satisfacer una necesidad básica. En muchos casos se come por el placer de hacerlo, o como mecanismos para controlar emociones. Los factores culturales y psicosociales , conducen a las personas a satisfacer sus necesidades emocionales, y de autoestima a través del consumo excesivo de alimentos.

¿Por qué se siente la fuerte necesidad de comer?

No hay una única causa que lleve a una persona a abusar de la comida. Detrás de la ingestión descontrolada de alimentos pueden encontrarse recuerdos infantiles de rechazo, sentimientos de soledad, y otros múltiples problemas emocionales.

Cuando sentimos ansiedad, estrés, insatisfacción o alguna necesidad no cubierta, nuestro cuerpo nos pone en alerta. Produce cortisol y adrenalina y se prepara para quemar calorías extra. Entonces sentimos la necesidad de comer para reponer el gasto energético y para generar reservas suficientes. De manera que el cuerpo pueda reaccionar apropiadamente en cualquier momento. Cabe esperar que, al comer, nos sintamos satisfechos, sin embargo, si la inseguridad y la tensión persisten, el cuerpo constantemente enviará el mensaje de necesidad de comida. Es una forma de estar bien protegidos.

¿Cómo resolver la necesidad de comer impulsivamente?

Decir a una persona obesa con problemas emocionales que no coma, o que se controle es contraproducente porque puede aumentar la tensión y el estrés. Lo que hay que hacer, es determinar la causa de la ansiedad o de la inseguridad y abordarla.

Tener una vida social satisfactoria, conocernos a nosotros mismos y aprender técnicas de meditación y autocontrol nos ayudará. En determinados casos no será fácil, y se necesitará la ayuda de profesionales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.